Las áreas de la innovación

Hace unos días estaba analizando un trabajo de la fundación Nesta titulado Landscape of innovation approaches, en el que plantean un panorama general de las cuatro áreas reconocibles dentro de la innovación:

Talento: empoderando a las personas.
Inteligencia: entendiendo la realidad.
Solución: dándole forma a la realidad.
Tecnología: facilitando la acción.

Más allá de que es sorprendente reconocer la cantidad de métodos disponibles a la hora de abordar un desafío de diseño, lo que más me interesó fue lo útil que puede resultar para darnos ideas sobre cómo abordar un desafío planteado por algún cliente, o por nosotros mismos en el caso de tener un emprendimiento en solitario.

En esta ocasión me clarificó sobre una problemática común a múltiples proyectos: el enfoque casi absoluto de muchos emprendendores en el área de solución.

Es entendible, una gran parte de los emprendimientos arrancan cuando una persona o un grupo de personas se dan cuenta de que un problema (supuestamente establecido) puede ser resuelto de una forma (generalmente es con tecnología) que el grupo o las personas dispuestas a emprender conocen, o pueden acceder a recursos que lo pueden concretar.

Por ésto es que se enfocan en el campo de la solución: es lo que tienen más claro. La cuestión clave es que el problema (necesidad) se da por sentado. Pero lo que pasa es que generalmente se confunde al problema con un hábito de consumo: si la gente está acostumbrada a leer diarios para informarse, por consiguiente voy a crear un diario, pero con tecnología.

Y así se pierde una oportunidad de innovación.